16.06.2020 Flamenco

Informationen rund um das Fach Spanisch für Lehrende und Lernende

El escudo catalán

Leyenda sobre el origen del escudo catalán


Existe una leyenda que nos explica el origen de la bandera y el escudo de Cataluña:

Los normandos invadían Francia de nuevo y el reino de los Francos estaba en peligro con las conquistas de ellos. Carlos el Calvo, el rey de los Francos, estaba enormemente preocupado porque necesitaba ayuda para hacer que sus enemigos retrocedieran. Entonces tomó la decisión de pedir auxilio a su vasallo Wifredo el Velloso/Guifré el Pilós, conde de Barcelona.

El conde acudió al mando de sus guerreros en su ayuda. Cuando llegó a Francia se halló con que el rey Carlos se retiraba, pues los invasores le habían vencido. Pero la audacia del conde de Barcelona detuvo el ataque y los normandos tuvieron que batirse en retirada.
No obstante, la victoria había resultado fatal para el conde. Le habían clavado una flecha emponzoñada en el pecho y consiguió llegar hasta su tienda tan sólo tambaleándose. Entonces los hombres de su ejército le obligaron a tumbarse allí sobre en un lecho de campaña improvisado. Su lanza y al lado su escudo fueron recostados en la cabecera.
El Rey de los Francos estaba muy complacido por tal triunfo y quiso mostrarse agradecido con el conde de Barcelona, quien le había proporcionado esa victoria y a quien le debía en realidad una gran parte de ella. Al saber que el conde estaba herido, fue inmediatamente a visitarle en su tienda.
Cuando el Rey se acercaba al conde, que yacía moribundo entre sus valientes guerreros, todos se inclinaban ante el Rey. El Rey le anunció que los normandos habían perdido la batalla, sin embargo el conde continuaba teniendo un rostro afligido y miraba entristecido su liso escudo dorado.
"Conde de Barcelona", le dijo el Rey, "bien habéis peleado en la batalla: pedidme lo que queráis: puedo daros tierras, oro, nobles títulos. Elegid. Desde hoy seréis conde independiente en vuestra tierra, os consideraré mi mejor y más fiel amigo en la paz y mi más prudente y valeroso guerrero en la guerra."
"Señor", respondió Wifredo con tartamudeante voz, "gracias por haber concedido la independencia a mi condado. Nada más deseo de cuanto me ofrecéis. Pero lo que sí desearía es que sobre el escudo de mi querida tierra figurara algún emblema que proclamase los honores que he ganado para ella. Mi escudo, señor, a pesar de lo mucho y bien que os he servido, aún no tiene nada, es un liso campo de oro.
"Conde, desde ahora ya no lo será."
El Rey de Francia mojó cuatro dedos de su mano en la sangre de Wifredo. Después los pasó de arriba abajo por el escudo dorado del conde. Cuatro barras de sangre quedaron claramente marcadas sobre el fondo dorado del escudo de Wifredo. Con voz entrecortada por la emoción, el monarca exclamó:
"Con sangre y esfuerzo habéis ganado, conde, esta blasón. ¡Que de ahora en adelante sea vuestra bandera!"
"Gracias, señor," susurró casi sin aliento el buen conde," Cataluña tiene escudo y yo puedo morir tranquilo." (572W)


Preguntas al texto:

1. Haz un resumen de la leyenda

2. La leyenda, aunque es una leyenda, refleja también los inicios de la historia catalana. ¿Por qué?

3. ¿Cómo refleja la leyenda la sociedad medieval?


Vocabulario

retroceder zurückweichen
la audacia Kühnheit
emponzoñar vergiften
tambalear schwanken
el lecho de campaña Feldbett
la cabecera Kopfende
proporcionar liefern
moribundo todkrank
inclinarse sich verneigen
afligido betrübt
entrecortado stockend
tartamudeante stammelnd
mojar eintauchen
el blasón Wappen